Decodificando el Internet de las cosas

Los teléfonos celulares, las cafeteras, los auriculares y otros objetos cotidianos son cada vez más digitales y permiten la infiltración de Internet y las capacidades de los sensores. A medida que más y más objetos cotidianos tienen una presencia digital y la capacidad de conectarse, una red comienza a formarse. Esta web ayuda a crear relaciones más allá de la tradicional “cosa y personas” en una relación de “cosas y cosas” más interconectada (Forbes). Nuestros objetos están cobrando vida ante nuestros ojos con la incorporación de sensores, software y redes que los hacen más dinámicos y digitalizados.

 

¿Porque es esto importante?

A medida que más dispositivos llegan al mercado con conectividad digital, los procesos se vuelven automáticos y digitales en lugar de manuales y analógicos. La comunicación se vuelve más fácil y más relevante a medida que los objetos se convierten en sistemas de información cuando se implementa la tecnología adecuada. Los objetos ya no existen en un entorno, sino que perciben sus entornos e interactúan con ellos (McKinsey & Company). Lo que hace esto por la conectividad de los seres humanos y los objetos digitalizados logra que los procesos sean más simples, reduciendo la pérdida de tiempo, los recursos y la productividad. Estos sensores y tecnologías están convirtiendo nuestras “cosas” en tecnologías inteligentes y útiles que pueden ayudar a optimizar los procesos y reducir el consumo de recursos.

El Internet de las cosas está teniendo un gran impacto en la industria agrícola. El uso de sensores puede ayudar a los agricultores a controlar digitalmente sus granjas y equipos para gestionar los niveles de residuos y comprender los detalles de las condiciones de sus cultivos. Por ejemplo, los agricultores ahora pueden ver, en profundidad, los niveles de humedad en su suelo junto con las condiciones climáticas actuales y futuras para ayudarlos a gestionar la cantidad de riego de sus cultivos sin desperdiciar agua (CTIA Wireless Foundation). Esto agiliza los procesos agrícolas y ayuda a eliminar la mayor cantidad posible de desechos para cada granja y cultivo.

Internet de las cosas también contribuye al desarrollo de Smart Cities en todo el mundo. La idea es utilizar tecnología comunicativa para recopilar de manera efectiva información sobre los ciudadanos y desarrollar una infraestructura más efectiva que mejore la calidad de vida. La información relacionada con la seguridad ciudadana, los servicios municipales, el transporte y el tráfico se puede recopilar y aprovechar para crear una ciudad más eficiente e interconectada (ThingWorx).

 

¿Cómo puede ayudar esto en el futuro?

El desarrollo y el uso general de los objetos digitalizados abarcan no solo los relojes inteligentes personales y las tecnologías domésticas. El uso de sensores y redes se está utilizando para mejorar la calidad de vida a una escala mayor en las ciudades inteligentes y la industria agrícola se está volviendo más ecológica y reduciendo el desperdicio. ¿Por qué deberíamos estar desperdiciando constantemente agua irrigando cultivos cuando el suelo ya está adecuadamente alimentado? ¿Por qué los semáforos no deberían sincronizarse junto con los flujos de tráfico para crear una carretera más eficiente?

Comcast hizo algunas preguntas similares. Su nueva tecnología asociada con la Alianza LoRa llamada MachineQ utiliza lo último en sensores, redes y tecnología de software para dar a los objetos físicos una presencia más digital. Sus sensores tienen como objetivo optimizar y optimizar los procesos en áreas como infraestructura, edificios, transporte y logística. Sus tecnologías de sensores se infiltrarán en la presencia física de objetos como parquímetros, interruptores de luz e incluso contenedores de basura y los harán más eficientes como piezas de una red de comunicación digital.

¿Necesita ayuda para comercializar su tecnología inteligente? En IBD te podemos ayudar.